Puedes disfrutar de la gastronomía los 365 días del año

Cualquier temporada es apropiada para disfrutar de una buena cena. De los restaurantes en Sevilla Casa Carmen es en el que mejor se come, lo mismo en otoño que en primavera. Claro que uno en tiempos de calor no tiene deseos de comer ciertas cosas. Por lo menos yo no aguanto una paella en pleno verano. Creo que me asfixiaría.

Tampoco podría tomarme un trago de vodka, pero un tinto de verano es ideal para una noche calurosa. Lo mejor de Casa Carmen es que son capaces de complacer todas las exigencias de un cliente.

Yo, que voy bastante a menudo, puedo decir que han sido muy atentos con mis majaderías. Hay que decir que en pocos sitios el servicio es tan bueno. Por lo general en la mayoría de los restaurantes hay personas inexpertas que no saben bien cómo tratar a un cliente. El servicio es uno de los indicadores principales de calidad de un restaurante. Y esto Casa Carmen lo tiene a su favor.

De la comida, ¿qué decir? Desde los entrantes hasta el postre se hace alarde del dominio de la cocina ibérica e internacional. Por eso quien viene de visita a Sevilla no puede dejar de pasar por una mesa de Casa Carmen.