La fiesta de mi sobrina en Barcelona

Hace algunos días fue la fiesta de cumpleaños de mi sobrina en Barcelona. Viajé desde Madrid para ver a mi hermana pequeña y a su hija. Está preciosa, que les puedo decir. Yo aún no me decido a tener mi propia familia, pero los niños me encantan. De vez en cuando paso por el parque para veros jugar con sus madres y pienso en cuando me toque a mí estar en esa situación. Para mi sobrina quería un regalo especial, y se me ocurrió que mi hermana y yo tuvimos una preciosa canastilla artesanal que nos hizo nuestra abuela Silvia. Obviamente Lucía,  mi sobrina, nunca tendrá una canastilla artesanal hecha por mí sencillamente porque yo no sé tejer nada de nada. Pero bueno, no me desalenté porque en Internet tú encuentras de todo, incluso una canastilla artesanal.

Luego de una búsqueda en Google descubrí la tienda online Ropabebeoriginal.es y me quedé maravillada con todos los modelos exclusivos que están a la venta. Según estuve indagando, la diseñadora a cargo del proyecto se hace llamar Monita Salero y casualmente vive en la misma ciudad que mi hermana y mi sobrina: Barcelona.

Estuve navegando en la tienda y me llamaron la atención varios productos, como es el caso de la Canastilla artesanal Carlota. Aunque el precio me pareció un tanto caro, recordé que todas las piezas de bebés sueles ser bastante costosas. Además, cuando se trata de un regalo para Lucía no puedo escatimar, ¿no es cierto?

Lo que más me gusta de esta tienda online es que cada oferta consta de varias piezas que puedes ponerle al bebé para vestirlo o adornar el cuarto. Este es el caso de la Canastilla artesanal Carlota, que contiene un lindo kimono de color blanco y rosado. Dado que tengo una sobrina, creo que el color rosa viene pintado para la ocasión, ¿no crees? Al indagar más en los atributos de esta oferta descubrí que el kimono está hecho de lana, con lo cual es ideal para el frio. Los nenes son muy friolentos, así que esta puede ser una ropa para salir al parque con su madre.

Además del kimono, el conjunto trae un muñequito muy chulo (¡un búho!), y nada menos que una bolsa de rayas y un collar para la mamá. Cuando leí esto último me decidí inmediatamente, porque siempre he creído que en los cumples de los nenes debemos regalarle también a las madres, que al final se llevan una carga de trabajo importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *